Crónicas

LAS ROZAS, 47 - INFANTIL MASC A, 55

El Infantil Masculino A tuvo un largo desplazamiento hasta Las Rozas para enfrentarse a un equipo que siempre les suele plantar cara, y al que ganaron por la mínima en sus dos enfrentamientos de liga del año pasado y con el que no pudieron hacer nada en la final del torneo de Benidorm. Un partido en el que se esperaba mucho del Juventud Alcalá tras su derrota ante el Real Madrid y su buen trabajo durante la semana.

En el primer cuarto el equipo visitante tubo un arranque espectacular; presionaban bien, jugaban rápido y deleitaban a los presentes con acciones vistosas, pero no tenían mucho acierto en sus tiros. Las Rozas a su vez, fue entrando poco a poco en el partido, pero tampoco estuvieron muy acertados de cara al aro. Finalmente, el cuarto acabó con un resultado ajustado de 5-8 para los visitantes.

El segundo cuarto empezó más igualado con ocasiones para los dos equipos, pero sin mucha fortuna ninguno. El equipo local seguía creciendo y los visitantes al verse superiores bajaron el nivel de intensidad lo que les impidió alejarse en el marcador, siendo este al descanso 20-27.

El tercer cuarto el Juventud Alcalá empezó con la misma mentalidad con el que afrontó la primera parte del partido, con una presión alta, mientras que los locales intentaban solventar sus fallos defensivos. Tras un inicio brutal de los visitantes que les llegó a situar con una renta de casi 20 puntos, el desgaste físico, y la reacción de los locales volvió a igualar el partido situando a los visitantes con tan sólo 6 puntos de ventaja a la entrada del último periodo.

En el último cuarto el equipo visitante salió con una mentalidad de mejorar los errores del tercer cuarto y repetir lo que les había funcionado y les había situado con amplias ventajas. A pesar de los numerosos intentos de Las Rozas por recuperar sus opciones de hacerse con el partido, los nuestros supieron controlar los momentos finales y terminar con un resultado de 47-55.

En definitiva, que los infantiles disfrutaron e hicieron disfrutar y además consiguieron traerse una victoria importante y trabajada del complicado campo de Las Rozas.

POZUELO A, 49 – CADETE M PREFERENTE, 47

fmr 10/10/16. Sólo faltó la suerte. El cadete masculino preferente estuvo muy cerca de lograr su primera victoria en la categoría en un partido en el qué sí hubo intensidad, buena defensa y ataque pero en el que el azar también jugaba y nos privó de una serie de canastas fáciles que nos penalizaron desde el principio hasta el final.

En este segundo partido, el Cadete apuntó a lo que pueden ser dos de sus señas de identidad esta temporada: la intensidad defensiva y la actitud de los jugadores sobre el campo. Hasta los sistemas de ataque funcionaron bien ayer y sólo la falta de acierto en el tiro y los errores no forzados bajo el tablero nos privaron de lo que hubiera sido una merecida victoria.

Lo más importante es que funcionaron como equipo. Daba igual quien estuviera sobre el campo: el nivel de juego de mantenía siempre muy alto. Las rotaciones no sólo no penalizaban sino que iban aportando variantes de juego que conseguían poner el marcador siempre en un puño. De hecho, la máxima ventaja de los locales, 7 puntos, fue neutralizada después de un cambio en la rotación en el segundo cuarto. Y la máxima ventaja para nuestro equipo, 5 puntos, se consiguió con un quinteto completamente diferente.

Para hacerse una idea de lo ajustado del partido basta con repasar el marcador al final de cada uno de los periodos de juego: el primer cuarto terminó con ventaja visitante, 8-10; al descanso se llegó con un empate a 22 puntos; el tercer cuarto fue para los locales, 37-34 y el resultado final ya conocido de 49-47, sólo dos puntos de diferencia que hacen del partido de vuelta uno de esos en los que hay que salir a por todas.

En definitiva, buen partido del Cadete que, una vez pasado el huracán “Real Madrid” de este miércoles, podrá concentrarse en los partidos decisivos que van a marcar su trayectoria en la categoría.

REAL MADRID B, 85 - INFANTIL MASC A2, 39

El Infantil Masculino A2 se ha enfrentado este pasado sábado en Valdebebas al Real Madrid B.

En el primer cuarto el club Juventud Alcalá empezó muy fuerte ,fue ganando con una diferencia de cinco puntos, después el Madrid se puso las pilas y les remontó y el club Juventud Alcalá volvió a igualar el marcador pero el marcador al final del cuarto acabó con una diferencia de dos puntos a favor de Real Madrid .

En El Segundo cuarto el club Juventud Alcalá empezó bien con confianza de sí mismos pero al paso del tiempo ,el Madrid se iba haciendo más fuerte y el Juventud Alcalá más flojos sin confianzas de sí mismos y se alejaron del marcador con una diferencia de veinte puntos.  En el tercer cuarto casi lo mismo el Juventud Alcalá no sabía cómo cambiar su mala racha y los jugadores lo intentaba pero no con mucha fortuna si confianzas mientras el Madrid , se seguía agrandando y alejándose del marcador y acabaron con una diferencia de veintinueve puntos.

En el cuarto cuarto el Juventud ya sabia que no se podía remontar pero decidieron levantar la cabeza y no relajarse más , empezaron bien intimidando al Madrid con una buena presión pero sin mucho acierto pero con confianzas de sí mismo , al paso del tiempo el Juventud acabó con menos jugadores por expulsiones y se iba relajando pero con la misma actitud de no rendirse al final el partido acabó con un resultado desajustado con una diferencia de cuarenta y cuatro puntos.

ESTUDIANTES B, 106 - CADETE MASC PREFERENTE, 39

fmr 25/09/16. Abultada derrota del cadete preferente en su estreno en la competición. Aunque la visita al Magariños siempre es complicada, la verdad es que nuestro equipo en ningún momento ha sido capaz de superar la presión de los locales. Aunque las diferencias de calidad de los jugadores de ambos equipos no es tanta como señala el marcador, el juego en equipo y la defensa fueron determinantes.

La defensa asfixiante impuesta por Estudiantes, al límite del reglamento, ha sido la característica destacada de este partido. Nuestro equipo se ha mostrado incapaz de superar la agresividad de los colegiales y siempre han jugado sus ataques en clara desventaja, obligados al uno contra uno, o dos contra dos frente a jugadores mucho más físicos que los nuestros.

El primer cuarto terminó con una desventaja de sólo 11 puntos y el equipo pudo mantener su nivel de juego hasta casi llegar al descanso, al que se fueron veinte puntos por debajo. La defensa de Estudiantes conseguía robar balones con una intensa presión en todo el campo y el equipo no conseguía pasar al campo de ataque con opciones de jugar con ventaja. En el tercer y cuarto periodo se mantuvieron las constantes de juego y la continua pérdida de balones en campo propio evitaba la posibilidad de hacer puntos.

Más de la mitad de los puntos rivales vinieron por pérdidas de balón en medio campo. Cuando nuestro equipo conseguía forzar ataques o jugar defensas de 5x5, el partido discurría por cauces bastante más equilibrados. Estudiantes no conseguía anotar con facilidad y sólo su capacidad reboteadora las daba ventajas claras. Lo malo es que estas situaciones si dieron muy poco a lo largo del partido.

Aunque en un análisis jugador a jugador la calidad de las plantillas no es tanta como la que señaló finalmente el marcador, la diferencia estuvo en el concepto “equipo” y en la enorme defensa de los estudiantiles. En definitiva, un partido que tiene que servir de rodaje para un buen equipo lleno de nuevos jugadores que tiene que adaptarse a una categoría muy física y exigente.