Crónicas

INFANTIL MASC PREF, 65 – COSLADA, 79

Los infantiles de Jordi afrontaban este partido con la intención de dar la sorpresa ante Coslada ya que jugaban en casa y venían de hacer un buen partido vs Las Rozas; pero se encontrarían un equipo que siempre les ha hecho sufrir durante partidos anteriores y esta vez no sería distinto.

El primer cuarto empezó bastante igualado, con muchas ocasiones para ambos, pero el equipo local con muchos fallos defensivos que les perjudicó no pudo acabar por delante acabando el cuarto con el resultado de 15-18 para los visitantes.

El Segundo cuarto el equipo local salió con la intención de corregir sus errores defensivos y lo consiguieron por momentos y les sirvió para adelantarse en el marcador, pero durante el transcurso del cuarto, pagarían los altibajos en intensidad y ante la constancia de los visitantes se irían al descanso 32-40.

En el tercer cuarto tras la charla que les dió el entrenador sobre sus errores defensivos salieron más enchufados en defensa, se volvieron a meter en el partido llegando a empatar, pero volvieron otra vez a la misma dinámica de la primera parte y tras un tiempo muerto de los visitantes, estos volvieron a controlar el partido entrando así al último cuarto 53-64.

En el último cuarto al equipo de Jordi se les notaba bastante cansados, pero seguían esforzándose, su defensa fue bastante desordenada y en su ataque se les notaba bastante parados. Tuvieron bastantes expulsados y eso le pasó factura. El partido terminó con un resultado de 79-65 para los visitantes.

En conclusión, un partido en el que falto cierta regularidad y constancia en el juego de los nuestros, que pelearon hasta el final. Ahora les queda una dura semana de entrenamientos para preparar el partido vs Aristos, y poder asegurar la permanencia en A2.

CADETE M FED ROJO, 31 - FUNDAL ALCOBENDAS "C", 81

aa15/10/2016. Estreno de la temporada para el nuevo cadete federado que este año jugará en el Grupo 1 de la 2ª División. Partido complicado con una marcador abultado y desfavorable. Muchas factores influyen en un equipo conformado a partir de dos equipos diferentes de la temporada pasada: un grupo nuevo de jugadores que aún tienen que conocerse, nuevo entrenador, nueva competición, jugadores que disputaron su primer partido de competición oficial... , a lo que le añadimos un rival, Alcobendas, que presentó un equipo muy competitivo, un grupo que lleva años jugando juntos, con una ideas muy claras y una cualidades físicas muy superiores a las nuestras. Una combinación de factores que presagiaban un debut complicado para los nuestros.  

Como decíamos, Alcobendas tenía tres jugadores de segundo año que marcaban la diferencia, destacando uno de ellos cercano a 1,95 de altura, que fue el auténtico dueño de los rebotes y la zona a lo largo del encuentro. Aún así, nuestros chicos comenzaron dando la cara y manteniendo el tipo ante el ritmo del rival, logrando alcanzar el final del primer cuarto con un 10-22 en el marcador. 

En el segundo cuarto se evidencia la falta de rodaje del equipo -apenas llevamos tres semanas de entrenamiento con la plantilla definitiva- con severos problemas en la salida de presión, desajustes defensivos que podríamos calificar como graves y dificultad para encontrar el aro rival. Por supuesto, nuestros chicos estuvieron alejados de su mejor versión, pero es justo reconocer el buen hacer del rival en esta fase del encuentro. Llegamos al descanso con un marcador de 13-45.

Con la reanudación continuaron los problemas, pero ahora acusábamos la desmoralización del resultado que, llegado el final del tercer cuarto comenzamos a recuperar. La mejor versión del equipo llegó sin duda en el último cuarto, subiendo el nivel de intensidad y agresividad defensiva, igualando el nivel del equipo rival. Esto incomodo al otro equipo, y nos permitió jugar con mayor tranquilidad y acierto en ataque. 

Un primer test ante uno de los rivales más fuertes del grupo, marcado por errores defensivos, pérdidas disparatas de balón y dificultades en la salida de balón, que nos sirve para reafirmarnos y ponernos en sobre aviso en el trabajo que tenemos que seguir realizando. Sin duda, nuestros chicos en este partido no dieron su mejor versión, esa que han demostrado en algunos momentos de la pre-temporada, pero, si siguen trabajando, lograrán llevar esa versión que todos queremos a los partidos de competición, porque tenemos mucho  margen de mejorara y nuestros chicos están trabajando en ello. ¡Ánimo en esta semana de entreno!

CADETE M PREF, 61 – REAL MADRID B, 105

fmr 13/10/2016. Está claro que se puede ganar sin haber ganado. No se ganó el partido, no se sumaron puntos y no se avanzó en la clasificación, pero el partido que hicieron los cadetes les ha hecho ganar en confianza, en seguridad y la convicción de que nadie les va a regalar nada y que la intensidad es el camino. Se consiguió esta victoria en unas gradas sorprendentemente llenas de público que habían venido a ver jugar al equipo merengue que es, sin duda,  el mejor de España en su categoría.

Se presentó ayer el Real Madrid con casi todo lo que tiene, especialmente con casi todo lo que tiene cerca de los 2 metros de altura. Es un equipo que no es que esté un paso por encima, sino que juega en una liga completamente diferente. Con su capacidad reboteadora y su defensa bajo el aro tiene que hacer muy poco esfuerzo para hacer 30 puntos por cuarto. El resultado del primer periodo apuntaba en ese camino con un claro 8-25.

La proyección en ese momento, sabiendo que los buenos equipos multiplican sus puntos a medida que avanza el partido, debería haber estado sobre 32-120. Pero el Real Madrid no se pudo acercar a esas cifras ni mucho menos repetir los 150 que le endosó a su anterior rival el pasado fin de semana. Por el contrario, nuestro equipo se fue viniendo arriba a medida que pasaban los minutos y su acierto anotador y su nivel defensivo fue in crescendo; daba igual el quinteto que tuviéramos en la pista y daba igual el quinteto blanco que tuviera enfrente: el resto de periodos el Cadete multiplicó su anotación casi por 8 mientras que el Real Madrid sólo lo hizo por algo más de 4. Ataque y defensa fueron mejorando claramente a lo largo del partido.

Todo ello, además, con la inevitable falta de acoplamiento entre ellos y a la categoría (justo ayer se cumplía un mes de trabajo del equipo al completo) y con las importantes lagunas que tuvieron en diversos momentos del partido a la hora de hacer circular el balón y de evitar pérdidas y contraataques fáciles.

En definitiva, un partido bonito de ver, según la grada, de un grupo de jugadores que ayer demostraron que, aún con las inevitables carencias, tiene mucho margen de mejora y que, a pesar de ello, jugó como jugó la tarde de ayer.

PARQUE SURESTE B, 38 – JUNIOR M BLANCO, 83

El pasado sábado 8 de octubre el junior masculino blanco disputó su primer partido de la temporada contra el Parque Sureste “B” , en un pabellón en el que ya habíamos jugado en temporadas anteriores.

Nuestro equipo jugo un partido muy completo e intenso durante los 40 minutos, con una presión muy intensa que nos permitió recuperar una gran cantidad de balones y no dejar jugar cómodos a nuestros rivales. Todo estos, junto con un buen ataque en el que nos fuimos a los 83 puntos, nos sirvió para terminar el partido con un contundente 38-83 a nuestro favor.

Las únicas pegas que se le pueden poner a nuestro equipo en este partido son el rebote defensivo, que aunque lo controlamos, hubo algunos tramos en que no lo cerramos bien y también la toma de  algunas decisiones precipitadas en ataque.

En conclusión, este partido fue una gran forma de comenzar la temporada, en la que todos los jugadores terminaron con una gran confianza y en el que resulta imposible resaltar la aportación individual de algún jugador, ya que jugamos como un verdadero equipo en que cada uno aportó y todos terminamos con una sonrisa deseando que llegue el próximo partido y poco a poco ir consiguiendo nuestro objetivo, los playoff.

LAS ROZAS, 47 - INFANTIL MASC A, 55

El Infantil Masculino A tuvo un largo desplazamiento hasta Las Rozas para enfrentarse a un equipo que siempre les suele plantar cara, y al que ganaron por la mínima en sus dos enfrentamientos de liga del año pasado y con el que no pudieron hacer nada en la final del torneo de Benidorm. Un partido en el que se esperaba mucho del Juventud Alcalá tras su derrota ante el Real Madrid y su buen trabajo durante la semana.

En el primer cuarto el equipo visitante tubo un arranque espectacular; presionaban bien, jugaban rápido y deleitaban a los presentes con acciones vistosas, pero no tenían mucho acierto en sus tiros. Las Rozas a su vez, fue entrando poco a poco en el partido, pero tampoco estuvieron muy acertados de cara al aro. Finalmente, el cuarto acabó con un resultado ajustado de 5-8 para los visitantes.

El segundo cuarto empezó más igualado con ocasiones para los dos equipos, pero sin mucha fortuna ninguno. El equipo local seguía creciendo y los visitantes al verse superiores bajaron el nivel de intensidad lo que les impidió alejarse en el marcador, siendo este al descanso 20-27.

El tercer cuarto el Juventud Alcalá empezó con la misma mentalidad con el que afrontó la primera parte del partido, con una presión alta, mientras que los locales intentaban solventar sus fallos defensivos. Tras un inicio brutal de los visitantes que les llegó a situar con una renta de casi 20 puntos, el desgaste físico, y la reacción de los locales volvió a igualar el partido situando a los visitantes con tan sólo 6 puntos de ventaja a la entrada del último periodo.

En el último cuarto el equipo visitante salió con una mentalidad de mejorar los errores del tercer cuarto y repetir lo que les había funcionado y les había situado con amplias ventajas. A pesar de los numerosos intentos de Las Rozas por recuperar sus opciones de hacerse con el partido, los nuestros supieron controlar los momentos finales y terminar con un resultado de 47-55.

En definitiva, que los infantiles disfrutaron e hicieron disfrutar y además consiguieron traerse una victoria importante y trabajada del complicado campo de Las Rozas.