Crónicas

INFANTIL MASC. PREF.: ADC Boadilla, 59 – Juventud Alcalá, 63

Nueva victoria del Infantil Preferente en esta recta final de la competición conseguida más por carácter y actitud que por buen juego. Boadilla fue un rival muy complicado que nos arrasó en el primer cuarto y que iba 6 arriba a sólo 3 minutos del final del partido. El acierto en los triples nos salvó al final y los errores continuos en tiros libres (12 aciertos de 32 intentos) estuvo a punto de costarnos muy caro.

El primer cuarto sólo tuvo color verde: los jugadores de Boadilla defendieron muy bien, controlaron el rebote y estuvieron muy acertados de cara al aro. Justo al revés que nuestros chicos, que salieron con una velocidad menos, defendiendo con la vista y poco acertados a la hora de resolver tiros aparentemente fáciles. Así las cosas, el partido entró en el minuto 10 del cuarto con un contundente 24-12. Una falta del rival y un triple sobre la bocina de nuestros chicos, maquilló el resultado hasta 24-16.

En el segundo cuarto, el Juventud Alcalá apretó en defensa y consiguió empezar a controlar el ritmo del partido, aunque no consiguió en ningún momento imponerse a Boadilla. Nuestro equipo, penalizado con un terrible porcentaje (3/10) en tiros libres llegó 4 puntos abajo al último minuto del cuarto. Eso sí, dos triples consecutivos en apenas treinta segundos nos pusieron un punto arriba en el descanso, 35-34.

Pero fue un espejismo porque el tercer cuarto volvió a ser para el ADC Boadilla que nos dobló en el marcador y nos dejó sólo en 6 puntos en este periodo, la anotación más baja de toda la temporada, con otra pobre serie de 2/7 desde la línea de 4’60. Boadilla consiguió una renta de 6 puntos (47-41) que por el juego de uno y otro equipo, parecía que no se iba a poder remontar.

Y esa sensación se iba haciendo cada vez más fuerte porque bien entrado el minuto 7 del último cuarto la ventaja seguía siendo de seis puntos para el equipo local (56-50). Y justo aquí, el partido empezó a dar la vuelta: Boadilla falló 6 tiros libres consecutivos y nosotros acertamos con dos triples. Dos tiros libres y una canasta de dos puntos en medio de una presión muy fuerte del equipo rival, hizo que al final nos lleváramos la victoria in extremis. Una victoria de tesón y esfuerzo, no cabe duda.