Crónicas

REAL MADRID “B”, 116 – CADETE MASC PREF, 53

fmr 15/11/2016. No hubo sorpresa ;) y el Real Madrid B, posiblemente el mejor equipo de Europa de su generación, cumplió los “pronósticos” ganando holgadamente a nuestro Cadete Preferente. Aún así, Juventud Alcalá ha sido el equipo que más puntos le ha hecho a este Madrid y el que menos ha recibido de esta implacable máquina de anotar.

El recuerdo de su paso por Alcalá y el mal partido que les salió en nuestro pabellón pareció estar presente en la cabeza de los jugadores blancos que salieron con la máxima intensidad desde el pitido inicial y que no aflojaron durante todo el partido. Buena defensa y un rebote inapelable cimentaron los 40 puntos que nos endosaron sólo en el primer cuarto, apuntando una proporción que los podía poner en 160 puntos. Sin embargo, como viene siendo habitual, nuestro equipo fue de menos a más y si en el primer periodo la diferencia de anotación fue de 28 puntos (40-12), la diferencia en el resto de los tres cuartos estuvo siempre mucho más controlada; de hecho, en el último cuarto, el resultado parcial fue de 6 puntos de ventaja para el Real Madrid (22-16) y lo mismo ocurrió durante buena parte del tercer cuarto en el que la ventaja madridista estuvo sólo en 4 puntos.

La calidad y el poderío físico del Real Madrid fueron determinantes en el partido, si bien es verdad que nuestro equipo también tuvo algunos despistes que se tradujeron sobre todo en pérdidas de balón y en la falta de ayudas en la defensa cerca del aro. El acierto en el tiro también condicionó la gran diferencia de puntos de los dos primeros cuartos, siendo ésta una estadística en la que también fuimos de menos a más. Vetadas las penetraciones por la muralla blanca, el acierto en el tiro se presentaba crucial para nuestro equipo. Y el hecho es que el balón circulaba bien en ataque y se conseguían situaciones de ventaja para atacar el aro rival, pero el acierto sólo llegó en la segunda mitad del partido en la que se consiguió anotar 6 tiros de tres puntos.

A tenor de lo visto, parece que nuestros jugadores son capaces de hacer lo mismo: corren, defienden, penetran y tiran lo mismo que los jugadores de este Real Madrid. La única diferencia es que lo hacen desde 30 cm. más abajo.