Crónicas

CADETE M PREF, 61 – REAL MADRID B, 105

fmr 13/10/2016. Está claro que se puede ganar sin haber ganado. No se ganó el partido, no se sumaron puntos y no se avanzó en la clasificación, pero el partido que hicieron los cadetes les ha hecho ganar en confianza, en seguridad y la convicción de que nadie les va a regalar nada y que la intensidad es el camino. Se consiguió esta victoria en unas gradas sorprendentemente llenas de público que habían venido a ver jugar al equipo merengue que es, sin duda,  el mejor de España en su categoría.

Se presentó ayer el Real Madrid con casi todo lo que tiene, especialmente con casi todo lo que tiene cerca de los 2 metros de altura. Es un equipo que no es que esté un paso por encima, sino que juega en una liga completamente diferente. Con su capacidad reboteadora y su defensa bajo el aro tiene que hacer muy poco esfuerzo para hacer 30 puntos por cuarto. El resultado del primer periodo apuntaba en ese camino con un claro 8-25.

La proyección en ese momento, sabiendo que los buenos equipos multiplican sus puntos a medida que avanza el partido, debería haber estado sobre 32-120. Pero el Real Madrid no se pudo acercar a esas cifras ni mucho menos repetir los 150 que le endosó a su anterior rival el pasado fin de semana. Por el contrario, nuestro equipo se fue viniendo arriba a medida que pasaban los minutos y su acierto anotador y su nivel defensivo fue in crescendo; daba igual el quinteto que tuviéramos en la pista y daba igual el quinteto blanco que tuviera enfrente: el resto de periodos el Cadete multiplicó su anotación casi por 8 mientras que el Real Madrid sólo lo hizo por algo más de 4. Ataque y defensa fueron mejorando claramente a lo largo del partido.

Todo ello, además, con la inevitable falta de acoplamiento entre ellos y a la categoría (justo ayer se cumplía un mes de trabajo del equipo al completo) y con las importantes lagunas que tuvieron en diversos momentos del partido a la hora de hacer circular el balón y de evitar pérdidas y contraataques fáciles.

En definitiva, un partido bonito de ver, según la grada, de un grupo de jugadores que ayer demostraron que, aún con las inevitables carencias, tiene mucho margen de mejora y que, a pesar de ello, jugó como jugó la tarde de ayer.