Crónicas

POZUELO A, 49 – CADETE M PREFERENTE, 47

fmr 10/10/16. Sólo faltó la suerte. El cadete masculino preferente estuvo muy cerca de lograr su primera victoria en la categoría en un partido en el qué sí hubo intensidad, buena defensa y ataque pero en el que el azar también jugaba y nos privó de una serie de canastas fáciles que nos penalizaron desde el principio hasta el final.

En este segundo partido, el Cadete apuntó a lo que pueden ser dos de sus señas de identidad esta temporada: la intensidad defensiva y la actitud de los jugadores sobre el campo. Hasta los sistemas de ataque funcionaron bien ayer y sólo la falta de acierto en el tiro y los errores no forzados bajo el tablero nos privaron de lo que hubiera sido una merecida victoria.

Lo más importante es que funcionaron como equipo. Daba igual quien estuviera sobre el campo: el nivel de juego de mantenía siempre muy alto. Las rotaciones no sólo no penalizaban sino que iban aportando variantes de juego que conseguían poner el marcador siempre en un puño. De hecho, la máxima ventaja de los locales, 7 puntos, fue neutralizada después de un cambio en la rotación en el segundo cuarto. Y la máxima ventaja para nuestro equipo, 5 puntos, se consiguió con un quinteto completamente diferente.

Para hacerse una idea de lo ajustado del partido basta con repasar el marcador al final de cada uno de los periodos de juego: el primer cuarto terminó con ventaja visitante, 8-10; al descanso se llegó con un empate a 22 puntos; el tercer cuarto fue para los locales, 37-34 y el resultado final ya conocido de 49-47, sólo dos puntos de diferencia que hacen del partido de vuelta uno de esos en los que hay que salir a por todas.

En definitiva, buen partido del Cadete que, una vez pasado el huracán “Real Madrid” de este miércoles, podrá concentrarse en los partidos decisivos que van a marcar su trayectoria en la categoría.