Crónicas

ESTUDIANTES B, 106 - CADETE MASC PREFERENTE, 39

fmr 25/09/16. Abultada derrota del cadete preferente en su estreno en la competición. Aunque la visita al Magariños siempre es complicada, la verdad es que nuestro equipo en ningún momento ha sido capaz de superar la presión de los locales. Aunque las diferencias de calidad de los jugadores de ambos equipos no es tanta como señala el marcador, el juego en equipo y la defensa fueron determinantes.

La defensa asfixiante impuesta por Estudiantes, al límite del reglamento, ha sido la característica destacada de este partido. Nuestro equipo se ha mostrado incapaz de superar la agresividad de los colegiales y siempre han jugado sus ataques en clara desventaja, obligados al uno contra uno, o dos contra dos frente a jugadores mucho más físicos que los nuestros.

El primer cuarto terminó con una desventaja de sólo 11 puntos y el equipo pudo mantener su nivel de juego hasta casi llegar al descanso, al que se fueron veinte puntos por debajo. La defensa de Estudiantes conseguía robar balones con una intensa presión en todo el campo y el equipo no conseguía pasar al campo de ataque con opciones de jugar con ventaja. En el tercer y cuarto periodo se mantuvieron las constantes de juego y la continua pérdida de balones en campo propio evitaba la posibilidad de hacer puntos.

Más de la mitad de los puntos rivales vinieron por pérdidas de balón en medio campo. Cuando nuestro equipo conseguía forzar ataques o jugar defensas de 5x5, el partido discurría por cauces bastante más equilibrados. Estudiantes no conseguía anotar con facilidad y sólo su capacidad reboteadora las daba ventajas claras. Lo malo es que estas situaciones si dieron muy poco a lo largo del partido.

Aunque en un análisis jugador a jugador la calidad de las plantillas no es tanta como la que señaló finalmente el marcador, la diferencia estuvo en el concepto “equipo” y en la enorme defensa de los estudiantiles. En definitiva, un partido que tiene que servir de rodaje para un buen equipo lleno de nuevos jugadores que tiene que adaptarse a una categoría muy física y exigente.